Cómo son los que nos dirigen y Cómo deberían ser

Posted by on agosto 22, 2014 in blog | 0 comments

Cuando la cultura empresarial, apegándose al respeto por la jerarquía y a la tradición corporativa, promueve el silencio e infunde el temor en sus diferentes formas y expresiones, resultará casi imposible aprovechar con ánimo constructivo, los errores surgidos, y que podrían ser relevantes para desarrollar alguna forma de innovación.

Se promulga un cambio de paradigma donde hablamos de, líderes emocionalmente inteligentes con pensamiento estratégico y orientación al logro. Que no se amedrentan ante la incertidumbre del entorno y se atreven a desafiar dogmas y premisas bien enraizadas en la tradición corporativa, para crear nuevas e interesantes oportunidades de negocios. Son líderes, que promueven ambientes cálidos, inclusivos y de abierta camaradería, donde motivan a sus colaboradores a alcanzar logros significativos, que siempre serán mayores y más notables, que la suma de sus aportes individuales.

A este respecto, el estudio realizado por Robert Half Group, caracteriza los efectos del temor en el ámbito laboral, y su influencia para inhibir la innovación, y paralizado ante una visible aversión al riesgo. Este estudio pone en evidencia la expresión de comportamientos potencialmente tóxicos.
Veamos algunos datos relevantes:
• Exponer los resultados de un proyecto atemoriza al 13% de las personas.
• El miedo a cometer errores afecta al 30% de la masa laboral.
• Por temor a ser despedidos, los empleados han disfrutado en promedio, menos días de vacaciones, respecto a los que anualmente les correspondían.
• Muchos trabajadores prefieren asumir una posición de silencio, para minimizar potenciales conflictos.

Toda tentativa de construir una cultura de innovación en el ámbito empresarial, según propone Clayton Christensen, el desarrollo de 5 hábitos claves para motivar la creatividad y el pensamiento lateral, en equipos de alto desempeño:

Asociación: “Pertenezco a un equipo de alto desempeño cuya diversidad en experiencias, edades, formación, intereses y enfoques,…”
Observación: “Integro un rico ambiente colaborativo que se nutre de los recursos de la inteligencia colectiva, …”
Cuestionamiento: “Retamos las prácticas y premisas establecidas en el mercado, y buscamos nuevas y mejores maneras de hacer las cosas, …”
Construcción de Redes: “Somos una organización conformada en red, que aprende del entorno, escucha a sus clientes, …”
Experimentación: “Aprendemos de nuestros errores, …”

Si queremos aportar a la organización innovación, la gestión y la creatividad significan una genuina ventaja competitiva.
Apoyando este argumento a criterio de Gary Hamel, la creación de valor sostenible en una empresa, es el resultado de:
• 35% de Pasión
• 25% de Creatividad
• 20% de Iniciativa
• 15% de Intelecto
• 5% de Diligencia
• 0% de Obediencia

¿¿A qué esperamos para cambiar??

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.